Enviat per: João França | 28 gener 2009

No somos para nada

Teniendo en cuenta que mis conocimientos científicos son prácticamente nulos me parece atrevido publicar una entrada de este tipo, pero son las conclusiones que saqué de unos textos sobre evolución de Stephen Jay Gould y me parece un tema muy interesante.

David Hume y Charles Darwin hubieran sido buenos amigos. El primero criticaba la necesidad de los hombres de introducir causalidad en todos los procesos que estudia. Es precisamente esto lo que hace que la gente transforme las teorías del segundo precisamente en lo que estas criticaban. Analizando nuestro lenguaje, las maneras de referirse coloquialmente a la evolución, parecería que nadie rebatió las teorías de Lamarck.

Para empezar, las especies nunca “hacen” nada para nada. Los individuos, y no las especies, son los que pueden hacer cosas para algo, es decir, con una finalidad, y esto, desde el punto de vista evolutivo no tiene gran importancia. De hecho, la evolución sólo se puede contemplar a escala geológica, en la que nosotros no pasamos de una mota de polvo.

Teniendo en cuenta que no existe una intencionalidad, tampoco sería correcto decir que las especies se adaptan. La verdad es que, teniendo esto en cuenta, es difícil usar las especies como sujeto de una oración. En todo caso, no se adaptan sino que sobreviven los individuos que están adaptados, por pura casualidad, y es esta la esencia de la selección natural; no consiste en la supervivencia del más fuerte (los dinosaurios ya no caminan sobre la Tierra) sino en estar en el lugar adecuado en el momento adecuado. Cuando hablamos de evolución estamos hablando de la supervivencia de los individuos de una especie que están mejor adaptados a un medio y de la no supervivencia de los que no lo están. Será la genética la encargada de mantener las características que han permitido la supervivencia de estos individuos en sus descendientes, o como mínimo hasta que estas dejen de ser útiles y puedan llegar a causar la muerte de los mismos.

Aquí se nos plantean dos ideas. La primera: la selección natural es fruto del azar. La supervivencia o extinción de las especies depende única y exclusivamente de la casualidad: de las mutaciones genéticas que puedan sufrir los individuos que la forman, de los cambios que pueda sufrir el medio donde viven, de sus presas y sus depredadores y de cómo estos son afectados por la misma selección. En otras palabras: si hoy existen las jirafas no es porque sus antepasados tuvieron que hacer un esfuerzo para llegar a los árboles altos, sino porque tuvieron más suerte que individuos de su misma especie que no llegaban.

La segunda idea que se desprende de lo dicho es la contingencia; como decíamos, una adaptación es útil en un lugar y momento determinados. Es decir, las características que permiten a una especie subsistir cómodamente en un hábitat le pueden resultar una debilidad en otro. Podríamos decir que una consecuencia de la evolución es la especialización, que no deja de ser adaptación a unas condiciones muy concretas. Un cambio, por minúsculo que sea, en esas condiciones puede provocar la extinción de una especie.

En resumen podríamos decir, como ya suponen aquellos que se repiten lo de “¡Dichoso aquel que, alejado de la diaria vida y como la raza de los mortales en los primeros tiempos, trabaja los campos de sus padres con sus bueyes libre de toda usura!”, la evolución no es sinónimo de progreso. Evolucionar no es ni bueno ni malo, simplemente es. Y los humanos somos muy poca cosa para cuestionarlo.


Responses

  1. M’has deixat estupefacta. Cada dia em sorprens més. Si jo, a quart, aconsegueixo escriure un text com aquest (si aconsegueixo relacionar Gould amb Hume, la biologia amb la filosofia), em donaré per més que satisfeta.
    Ets un fora de sèrie.

  2. “hasta que estas dejen de ser útiles”

    -0,25

    “una adaptación es útil en un lugar y momento determinados.”

    -0,25

    LAMARCKISTA!

    La veritat es que és quasi impossible fer una frase sobre evolució sense caure en lamarckismes, jo tenia una plantilla prefabricada en word quan feia el treball de recerca, cada cop que volia explicar quin éxit biològic proporcionaba qualsevol adaptacio feia copy paste de la explicació sobre l’atzar de la selecció natural, que eren dos o tres línies…

    Diguem que la meitat de l’escrit del meu treball de recerca son justificacions per no ser Lamarckista…

    Pobre Lamarck se’l té demonitzat, en la seva época va ser molt important i encara surt en el meu llibre de biologia, trobo que descontar 0,25 per cada lamarckisme a la selectivitat és molt desmeritori per un bon home i un gran científic del seu temps.

  3. De fet en els humans. bé, dir els humans és molt exagerat, direm millor el primer món, la selecció natural s’ha reduït pràcticament a zero gràcies (o per culpa) de la sanitat i dels nivells de vida que tenim, però en un medi una mica més salvatge, serien impensables les deficiències, tan mentals com físiques i segurament molts de nosaltres no estariem vius.

    Caldria verue sí és correcte això d’eliminar la selecció natural, ja que no crec que sigui massa bo que una persona que a la naturalesa hauria mort per problemes de salut o físics es reprodueixi… Això fa que cada cop siguem més dependents de la medicina i de la seguretat social i d’ajudes i de l’estat en general.

    Per altra banda, una puntualització, la selecció natural no és gens atzarosa, l’atzarós és la recombinació genètica que fa que tinguis una determinada mutació que et donarà (o no) més èxit biològic. (merda, cada cop paro mes com la Elina… :P).

  4. Això que dius que hem eliminat la selecció natural és quasi herètic, és una blasfemia…

    Si tenim l’aspecte físic que tenim i vivim en la societat que vivim ha sigut totalment per efecte de la selecció natural, el no tenir pel et proporciona l’éxit biològic de no gastar energia per fer-lo… La estètica també és un factor de selecció natural, cada cop som més “guapos” i els xinesos no tenen els ulls ametllats perquè mirin molt el sol, simplement perquè els cànons estètics d’allà han donat més possibilitats de aparellar-se als individus amb els ulls amb aquesta forma, i la societat que hem creat és pur resultat de una adaptació pròpia que tenim que és la capacitat de manipular el nostre entorn…

  5. […] gran sort de tenir anèmia falciforme Anteriorment vam parlar sobre evolució, en una entrada d’en João, i vam veure els diferents aspectes que la fan possible, els més importants dels […]


Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: